Historia

El Descenso Internacional del Sella se celebra el primer sábado de agosto posterior al día 2 de dicho mes entre Arriondas y Ribadesella, con un recorrido de 20 km  a lo largo del rio Sella .

La prueba está organizada por la Federación Española de Piragüismo y por delegación por el Comité Organizador del Descenso Internacional del Sella y por la Federación de Piragüismo del Principado de Asturias, y está declarada Fiesta de Interés Turístico Internaciona. La prueba del año 2008 supone la septuagésima segunda edición de esta competición, que arrancó en 1930.

En 1929, Dionisio de la Huerta, el Dr. Benigno Morán y Manés Fernández realizaron una excursión por el rio Piloña desde Coya hasta Infiesto recorriendo cinco kilómetros y empleando dos horas y media. Esta excursión de unos amigos fue el germen del actual Descenso del Sella y de la Fiesta de las Piraguas.

Los dos años siguientes se celebraron lo que más tarde serían las dos primeras ediciones de esta prueba en las que Dionisio de la Huerta, Manés Fernández y Alfonso Argüelles realizaron el descenso desde Coya hasta Arriondas en 1930 y hasta Ribadesella en 1931.

Al año siguiente, 1932, se fijaron la salida y meta definitivas en Arriondas y Ribadesella y se realizó la primera edición de carácter competitivo con trece palistas provenientes de Oviedo, Gijón, Infiesto y Ribadesella y teniendo el carácter de Descenso Provincial. En 1935 llegarían las primeras inscripciones de palistas no asturianos en el Descenso Nacional del Sella.

La Guerra Civil Española supuso un paréntesis entre 1936 y 1943 para la prueba, pero en 1951 se inscribirían ya los primeros participantes europeos en el ya Descenso Internacional provenientes de Italia y Portugal.

En el descenso de 1994 tomaron la salida más de 1.400 embarcaciones en las riberas del río en Arriondas en la que, hoy por hoy, es la cita más importante del piragüismo mundial.

Sin lugar a dudas el Descenso en Canoa del Río Sella es la actividad más practicada en la Comarca del Sella.

Debido a la gran belleza del Río Sella, todos los años y en especial en meses de verano, el río se convierte en un mosaico de canoas de diferentes colores practicando el descenso del sella.

Anuncios